Ministerio para la Transición Ecológica

Antonio Díaz Visto: 33

 

Excma. Sra. Doña Teresa Ribera Rodríguez

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico

Plaza de San Juan de la Cruz

 28003 Madrid

Don Antonio Díaz Medina, Presidente y representante legal de la UNIÓN DE ASOCIACIONES DE LA RESERVA DE LA BIOSFERA DE GRAN CANARIA, inscrita en el Registro General de Asociaciones de Canarias con el número G1/S2/14185-13/GC y con CIF  G-76159821. Dirección a efectos de notificación en la Avenida Los almendros nº 8, Tejeda. Gran Canaria. CP 35360. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y teléfono de contacto 34 633 159 371. Y como mejor proceda,

EXPONE:

- Que la grave situación hidrológica que padecemos en Gran Canaria y sobre todo en las medianías y cumbre, pone en peligro nuestra seguridad, nuestra alimentación y nuestra supervivencia en este territorio, porque sufrimos las consecuencias del cambio climático que se viene produciendo en Gran Canaria desde hace más de 40 años.

- Que la isla de Gran Canaria es una de las más afectadas por el cambio climático, y además, Gran Canaria es la isla que más rápidamente está agotando los recursos hídricos subterráneos, estando en niveles mínimos a los que no podríamos recurrir en caso de avería de las desalinizadoras.

- Que las  desastrosas consecuencias que está teniendo para las medianías y cumbres de Gran Canaria, es la emigración del aproximadamente 80% de nuestros vecinos por falta de agua para la agricultura y ganadería. Además el abandono del campo por falta de agua de riego tiene como consecuencia directa la proliferación de maleza que alimenta los grandes incendios que están asolando nuestra isla.

- Que ante la inacción del Cabildo de Gran Canaria y la ausencia de planificación y presupuestos para lograr los objetivos de desarrollo propuestos a la UNESCO, nuestra Organización, ha elaborado el “Plan Trasierra” financiado por la Vicepresidencia del Gobierno de Canarias y dirigido por Don Roque Calero Pérez, Doctor en Ingeniería y Catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria: https://biosferagc.es/2018/index.php?option=com_content&view=article&id=497:plan-trasierrapehids&catid=105:pehids&Itemid=725

- Que nuestra organización ha celebrado múltiples reuniones y asambleas abiertas a los ciudadanos para estudiar y debatir las causas y las consecuencias de los incendios producidos en Gran Canaria, y en la Asamblea General celebrada el día 20 de noviembre de 2020, se acordó dirigirnos a Usted para informarle de la grave situación, alternativas y propuestas realizadas por la legitima representación mayoritaria de esta comarca de Gran Canaria en la que estamos afectados por la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, por el Paisaje Cultural Risco caído y Espacios Sagrados de Montaña y por el Parque Rural del Nublo que estructura todo el territorio.

Para entender nuestra situación, presentamos esta Breve reseña Histórica:

Desde hace 500 años, la costa se ha servido del agua de las Cumbres de Gran Canaria y ya en 1503, los Reyes Católicos firmaron una Real Cédula para iniciar las obras que incluían construir el túnel de la Mina para llevar el agua de Tejeda (desde  la cumbre a la costa) al Real de Las Palmas.

A partir de finales del siglo XIX y sobre todo en la primera mitad del XX, se excavaron miles de pozos y galerías de agua en Gran Canaria, que buscan sobre todo los acuíferos de montaña. En 1975 habían autorizados, 2.608 pozos de profundidad ilimitada, 166 pozos de profundidad restringida y 7.569 galerías con una longitud acumulada del orden de 1.200 km.

El Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria reconoce que a día de hoy, que existen más de 4.000 explotaciones, pero la mitad de ellos, nunca fueron autorizados.

En 1962, se construye el túnel de El Rincón y el canal de Tejeda para llevarse más agua para la costa.

En 1968 empiezan las obras del túnel Trasvasur para llevar el agua del suroeste de la isla a la costa del noreste de Gran canaria y desde hace un par de años, al norte de esta isla.

La Organización de las Naciones Unidas reconocía en 1975 (libro del agua de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote), que “el sistema imperante en la isla de Gran Canaria para el aprovechamiento de aguas superficiales y subterráneas escasamente alcanza a satisfacer la demanda actual (1975) y, a fortiori, será incapaz de cubrir la demanda futura”;  y proponía 10 recomendaciones, entre las que figuran “llevar a cabo una planificación racional de la explotación de los recursos hidráulicos de la isla,  así como estudiar la recarga del acuífero”, de eso hace 45 años.

La inacción de las Instituciones agrava el cambio climático en Gran Canaria.

Los acuíferos de Gran Canaria están sobreexplotados. Gran Canaria tiene una altitud de 1.950 metros y el nivel de las aguas subterráneas han descendido a los 700 msnm, por lo que casi nos queda 1/3 tercio del agua que había a mediados del siglo XX, es decir, nos queda agua subterránea para unas dos décadas. Por lo que es fácil deducir que las cumbres y medianías de la isla están hace años en emergencia hidrológica, que se nota en la desaparición de miles de nacientes y que los pozos se abandonan porque ya no hay agua.

Que la expoliación del agua de la comarca, ha provocado la emigración del 80% aproximadamente de nuestros vecinos, que nos hemos quedado sin agua para la agricultura y para la ganadería.

 

A esta dramática situación hidrológica de Gran Canaria que padecemos en las cumbres y medianías, hay que añadir que desde al año 2.000, se han quemado en la isla más 33.428 hectáreas, esto supone que ya no se infiltraran al acuífero millones de litros de agua procedentes de la lluvia horizontal producida por los Vientos Alisios procedentes del mar. Además, la tierra con los incendios se vuelve impermeable y las lluvias son cada vez mas escasas.

Desde el año 2.000 se han quemado más de 1.642 hectáreas de cultivos en Gran Canaria.

Según los datos ofrecidos por el propio Cabildo de Gran Canaria, en estos últimos incendios de 2019 se ha producido daños en más de 80.000 árboles, de ellos unos 26.000 almendreros (pero que el Cabildo ni los Ayuntamientos han pagado con cargo a los incendios de 2019), y un porcentaje importante de cultivos de autoabastecimiento. Han sido afectadas en torno a unas 40 explotaciones ganaderas. También se ha quemado zonas de pasto para unas 4.500 ovejas y cabras. Han resultado destruidas unas 1.000 colmenas, perdiéndose 80.000.000 de abejas de 50 apicultores. También fueron dañadas las infraestructuras hidráulicas, edificaciones agrícolas y unas 68 viviendas.

Para mantener vivo este territorio que cuenta con las declaraciones por la UNESCO  para su especial protección como “paisaje cultural” y “Reserva e la Biosfera” es imprescindible contar con el agua de riego suficiente, pero en la actualidad el Cabildo de Gran Canaria no abastece de agua para riego a los regantes de la Cumbre: Tejeda, Artenara (salvo al pago de Acusa) y Juncalillo de Galdar.

Los afectados de los incendios producidos en la Cumbre de Gran Canaria desde 2.007 hasta los del 2.019 y las Asociaciones que representamos a la población en el territorio, denunciamos que sufrimos y seguiremos sufriendo los incendios y sus consecuencias por la falta de agua para riego, por la fracasada gestión del territorio y por el cambio climático.

Entendemos que sin agua para la agricultura, la ganadería y el bosque productivo, la soberanía alimentaria en Gran Canaria no es viable, por lo que hay que abastecer de agua de riego a las cumbres de Gran Canaria, priorizando las siguientes demandas:

a)  Abastecer de agua al campo. Ésta es la principal y estructural medida para tener un campo vivo y productivo, medida este imprescindible para evitar que los conatos de incendio se conviertan en incendios imparables.

b)  Dotar de agua de riego a los terrenos agrícolas y ganaderos de la cumbre y a las medianías del oeste de la isla a través de la impulsión si es necesario, y acometer un urgente proyecto de balsas en esta comarca y su inclusión urgente en el plan de regadíos de Canarias.

c)  Poner en producción las desaladoras de costa actualmente paradas, para proveer de agua de riego a los agricultores de costa.

d)  Hacer respetar la ley de aguas, que prioriza que el agua del campo se quede en el territorio por encima de los 300 msnm.

e)  Como los acuíferos están sobreexplotados y para poder recargar el acuífero y asegurar la supervivencia de Gran Canaria, es necesario derogar urgentemente la Moratoria que privatiza el agua subterránea, o en su caso Declarar a Gran Canaria (sobre los 300 msnm) como ZONA SOBRE EXPLOTADA figura contemplada en el REGLAMENTO DEL CONSEJO INSULAR DE AGUAS DE GRAN CANARIA .

Por ello hemos solicitado al Cabildo de Gran Canaria, con fecha de 8 de octubre de 2019 y con registro de entrada 63186, que se acuerde una inversión de 20.000.000 € para la redacción de los proyectos y ejecución de las infraestructuras necesarias para el almacenamiento y transporte de agua para riego en las cumbres de Gran Canaria, concretamente solicitamos:

1º Hacer la conexión en Cruz Grande a la tubería que impulsa el agua desde la presa de Chira, e instalar un ramal hasta el Aserrador, como punto mas alto y de distribución.

 

2º Instalación de la red de tuberías para suministrar el agua de riego a los vecinos y regantes de todos  los barrios y pueblos de la cumbre.

 

3º La construcción de las Balsas para el almacenamiento y distribución de agua para riego en “la Isa” en Tejeda, en Artenara y en Juncalillo de Galdar.

 

4º Instalación de tomas de agua contra incendios, a lo largo de la red y en cada barrio.         

 

LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE BOMBEO CHIRA-SORIA: UN PROYECTO INVASIVO PARA SATISFACER INTERESES ECONOMICOS EXTERNOS.

 

Hemos presentado ALEGACIONES a la Declaración de Impacto Ambiental y Declaración de Utilidad Pública del Proyecto de Central Hidroeléctrica de Bombeo Chira-Soria. Reformado del proyecto de construcción. Modificado I (Gran Canaria), promovido por Red Eléctrica de España S.AU. y " Reformado del Proyecto de Construcción. Modificado II", con número de expediente AT 18R161. Que resumidamente y con respecto al agua de riego se expone lo siguiente:

1)      Que el agua de estas dos presas destinadas a regadío puede estar unos  3 a 5.millones de m3 anuales.

2)      Que nos dicen que con este proyecto, solo se dedicará unos 0,7 millones de m3 a agua de regadío. 1/7 parte anualmente.

3)      Que el agua embalsada hasta la fecha es de uso agrícola, a partir del momento en que pase a ser de uso industrial el agua de las presas, y esa será su finalidad.

4)      Que en las Alegaciones presentadas por el Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria, se dice que “no les cuadran las cuentas hechas por REE para garantizar el agua necesaria para el correcto funcionamiento de la Central Hidroeléctrica de Chira-Soria y los usos actuales”. Y concluye, “que la producción de la desalinizadora del Pajar que asegura ese liquido, debe incrementarse de los 5.200 m3 diarios previstos en el reformado II del proyecto, hasta los 7.800 m3 diarios, y de dos a tres módulos de osmosis inversa”.  De lo anterior podemos deducir que no se prevé la desalación para agua de riego.

5)      Que no entendemos para que se hace la cloración del agua de las presas, cuando se dice que también tendrá un destino agrícola.  Sabemos que la cloración del agua salinizará las tierras de cultivo de la comarca. Además la cloración mata la vida que hay dentro de las presas y afecta seriamente a sus alrededores. Lo anterior nos deja claro, que no se contempla el uso de agua de riego en el proyecto.

6)      Que la desaladora producirá una gran cantidad de salmuera que afectará a la pesca tradicional canaria y el vertido de la salmuera se hará en la zona marina de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

7)      Teniendo en cuenta la capacidad de llenado de la central teniendo el cuenta la capacidad de producción, por lo que hemos solicitado adaptar siempre la producción a la capacidad de llenado para garantizar el agua de riego en toda la comarca.

8)      Que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico no se compromete a servir el agua agrícola de riego a los vecinos de la comarca, mientras, si  garantiza a los productores de energía eólica el cobro de toda su producción, además se hace con una gran inversión de dinero público.

9)      Con la declaración de utilidad publica, entendemos que se hace para justificar la inversión publica, pero no podemos comprender que mayoritariamente se beneficie a las grandes multinacionales eólicas y REE, pero no comprendemos que un proyecto financiado con dinero publico no se contemple la prioridad de abastecer  de  agua publica de riego para el sector agrícola y ganadero del territorio protegido bajo al amparo de su ministerio.

10)   Solicitamos la creación inmediata de la Comisión Ciudadana y Técnica de Seguimiento del proyecto y de las obras, para estudiar y consensuar las más que posibles desviaciones, alteraciones, modificaciones, afecciones y el estricto cumplimiento del proyecto.

11)   Porque se deja en manos de los intereses de la empresa transnacional el  futuro energético de los habitantes de Cran Canaria”  sin favorecer la democratización mayoritarias de la energías renovables.

12)   Que nos ratificamos en las alegaciones presentadas por nuestra organización en tiempo y forma.

POR TODO ELLO SE CONCLUYE:

Que estando a favor de las energías renovables, encontramos que  el proyecto Chira-Soria no da respuesta a nuestras demandas para garantizar la supervivencia de los vecinos en el territorio al no disponer del agua publica de riego imprescindible. 

Tampoco este proyecto sirve para asegurar la protección y el desarrollo sostenible de Reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

Lo cual ponemos en su conocimiento a los efectos oportunos, solicitándole una reunión para, si así lo estima, proponerle de acuerdo al plan Trasierra, un mínimo  de garantías para asegurar la supervivencia de la población en este territorio. Y es por lo que

SOLICITAMOS:

Que como compensación a la ocupación del suelo público y del  impacto de las obras e infraestructuras previstas dentro del suelo protegido y de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria y otras categorías de protección, solicitamos que se garantice el agua de riego continuo y se distribuya mediante una red balsas y de  tuberías para la distribución de riego pública agrícola en toda la comarca.

En Juncalillo de Galdar, a 20 de diciembre de 2020.

Fdo. Don Antonio Díaz Medina

Presidente de la UNIÓN DE ASOCIACIONES DE LA RESERVA DE LA BIOSFERA DE GRAN CANARIA

Imprimir

Related Articles

Tejeda por el cambio

Reflexiones de la cumbre: cuarta entrega.